AQUEL RINCON TRULALERO

Simplemente Trulala… Un disco mas.

Hola mis queridos Trulaleros, ¿como han estado?… Buenisimo… ahora hablemos de lo que tenemos en nuestras manos. Por fín, despues de tanta espera y tantos idas y vueltas, una nueva obra de nuestra querida banda ha llegado. Y, si se animan, vamos a recorrerla juntos y trataremos, como hacemos siempre, de analizarla. ¿Vamos?

Antes de empezar quiero contarles que en esta ocasión, y como siempre, me acompañan los dos genios que tengo como hermanos y socios… Gastón Oviedo y Javier Cejas. También quería comentarles que tenía dos invitados para este analisis, dos personajes muy importantes para el «Mundo Trulala», pero por cuestiones de tiempo no podrán entrar en este trabajo. Prometo tener sus palabras en futuros posteos.

También quiero avisarles que esta critica que hacemos disco a disco, no tendrá los cuentos o relatos que acostumbro a hacer. Pasa que quiero decir varias cosas… hay mucha tela para cortar e incluyendo aquellos «extras» el post se haría eterno… y no quiero que se me aburran.
Así que vamos de cabeza a los analisis de Javi y Gas, al final tendrán mis propias apreciaciones.

Todo lo que van a leer a partir de aquí son opiniones y apreciaciones mias y de Gastón Oviedo y Javier Cejas. Ningún integrante de Trulala (banda, staff, familia Cánovas, etc) ha tenido nada que ver con esto y ninguno de los dueños y administradores de esta página han tenido que ver con esas opiniones. Y todo esto lo digo para destacar, justamente la libertad que me dieron para decir todo y cuanto siento.

¡Vamos!… veamos que nos dejó «Simplemente»

* Primero la ficha del disco…

Este nuevo disco titulado «Simplemente», salió al mercado en dos ediciones. Una edición con el CD y el DVD y otra, solo con CD.
El DVD incluye parte del show de los «27 años» filmado el 18 de noviembre de 2011, en el Complejo Forja en la capital cordobesa. El CD contiene temas grabados en vivo en la Sociedad Belgrano el 17 de diciembre de 2011, y algunos temas grabados en estudio. Como siempre, hace 27 años, el disco fue grabado en Estudios Pira y el sello discográfico que acompaña a Trulala es RCA-Sony Music.

* La banda para este disco estuvo conformada de la siguiente manera:

Voces: César Palavecino, David Ortiz y Neno Aguirre
Timbaletas: Mauricio Cánovas
Batería: Esteban Rossel
Congas: David Domanico
Tambora: Willy Córdoba
Piano: Lucas Zaurrini
Teclados y acordeón: Iván Scavuzzo
Teclados: Maxi Brizuela
Bajo: Cristian Luna
Guitarra: Juan Quevedo
Trompetas: Juan Marquez y Walter Carabajal
Trombones: Jorge Vivas y Alejandro Bodello
Locución y accesorios: Alejo Luna.

– En el DVD aparecen Mauricio junto a Angel «El negro» Videla cantando a dúo tres canciones enganchadas que hacía Manolo, a manera de homenaje al creador de la banda.
El disco fue presentado en el Club Villa Retiro el 12 de mayo de 2012, el día 15 del mismo salió a la venta.

* Ahora Gastón Oviedo nos cuenta su punto de vista sobre el contenido del CD.

01. Se mueve – Sígale bailando – A ella le gusta:
Comienzo del CD, otra vez con temas movidos, aunque no tan arriba como en «Brillante». Primero con un tema que pegó muy bien en el baile, como «Se mueve», y el cual sus arreglos tienen un aire a las melodías de la Pantera Rosa. Bien los caños y la percusión, bien a tono. En el medio un llamado «cantito», bien colocado, como para no perder el ritmo, y luego enganchado con un tema de autoría propia, como «A ella le gusta», también en la misma línea movida, aunque un poquito más largo que el tema anterior. Buena combinación, bien bailable, ideal para Neno. Puntaje: 8.

02. Ojalá no te hubiera conocido nunca – Fuego en el fuego:
Sensaciones encontradas en este track, ya que el primer tema, que se hizo conocido en estos últimos meses, ya que hay varias versiones, en principio no convencía, sobre todo por el lado de la letra, se la notaba muy rebuscada. Pero al tema lo agarró Tru-la-lá, y especialmente David… Y ustedes ya saben cómo es Ortiz, le dio una vuelta terrible a la onda del tema, se le incorporaron coros, un ritmo bien movido, conciso, ideal. ¡Y en los bailes explota! En cuanto a «Fuego en el fuego», juega con la contra de ser un cover conocido, pero no desentona, quedó correcto. Un detalle al escuchar este track, que quizás al hacerlo minuciosamente moleste un poquito, es un eco suave que rebota en todo el enganchado, que quizás no fue correctamente aislado. Pero es un detalle menor, en general quedó muy bien todo, amén de que fue grabado íntegramente en estudio. Puntaje: 8.50.

03. Entre la tierra y el cielo – No se olvida – La quiero a morir:
El turno de César… A ver, el principio no fue el mejor, de por sí entró con poca fuerza el ambiente del «vivo», y el primer tema, en mi opinión, no era un tema para grabar en un disco de Tru-la-lá, está muy ligado a otro género, por más que esté bien interpretado, no suma nada. Con respecto a «No se olvida», fue una correcta elección, es un cover que sí se pudo adaptar bien a la voz de César, y bien arreglado, quizás éste sí pueda perdurar en el tiempo. Con respecto a «La quiero a morir», volvemos a lo mismo, se podría haber elegido otro tema «recuerdo» de la discografía de Tru-la para grabar. En resumen, se desaprovechó bastante a César en esta ocasión. Puntaje: 7.

04. Te conozco bien – Nadie como ella – Tu amor me hace bien:
Desde ya partimos de la base que son tres covers, y encima de un mismo intérprete (Marc Anthony), lo cual tiende a apuntar a la misma temática, el amor. Que los temas han funcionado relativamente bien es verdad, que quedan bien en la voz de Neno, también. Pero aquí también creo que se desaprovechó, o mejor dicho, no se los trabajó bien a los temas. Primero, por estar muy ligados a un ritmo particular (salsa), también por ser temas que ya fueron grabados en el mundo del Cuarteto, y porque al escuchar el enganchado completo da la sensación que nunca «arranca», no toma vuelo, casi llegando a tornarse monótono. Se podría haber tomado sólo uno de esos tres temas, y darle otro estilo, pero bueno, se decidió grabar de esta forma. Puntaje: 6.50.

05. Paisaje – Amores como el nuestro – Traicionera:
Enganchado exclusivamente de cumbias en la voz de David. Otro enganchado que, si bien es agradable al escucharlo, da la sensación de estar muy «quemado». ¿Razón? Estos temas ya se venían cantando desde Agosto de 2.011, e incluso fueron difundidos oficialmente. Entonces es entendible que se los pase de largo con el tiempo. En cuanto al sonido, bastante pareja la banda, y en este caso se nota más el sonido ambiente, ya que este medley es tomado del DVD, lo cual es otro punto en contra, ya que es el único enganchado que se repite exactamente igual en el CD y DVD. Un combo fatal. Puntaje: 6.

06. Amar o morir – Dejemos esta noche el dolor – ¿Por qué siempre tú?:
Interesante enganchado. Comienza con un cover bien adaptado a la voz de Neno, con una intro tranquila, donde se puede apreciar la guitarra, el piano, el acordeón, e incluso por momentos aires de «bachata», y luego se sigue con dos recuerdos bien Trulaleros, donde el acordeón le da ese toque especial del Tru-la de los ’80. Definitivamente los temas de Gary le sientan muy bien a Neno. Buenos enlaces entre tema y tema, y una muy marcada presencia de la percusión, sobre todo los cueros (tambora y congas). Puntaje: 8.

07. Mi todo – Aprende a ser infiel:
Aquí se vuelve a tornar interesante el disco, con dos temas muy bien logrados, y con un David capaz de ir variando los matices de estos temas, ya que el primero es un tanto tranquilo (de hecho, arranca así, en tonos bajos), y luego engancha con otro más movido, con más ritmo, con coros bien elevados, los cuales apoyan perfectamente a la voz principal. Otro enganchado a tener en cuenta, de hecho está entre los preferidos de la gente, ya que se vislumbra algo que puede perdurar, y destacarse. Puntaje: 9.

08. Me moría por ella – Te voy a amar:
Gran elección del primer tema, el cual César pudo hacerlo suyo, darle su toque, aunque, contrariamente a David, valiéndose de tonos bajos, y al estar grabado en estudio, le juega a favor, ya que sabemos que es donde Palavecino puede sacar una voz mucho más limpia. Con respecto a «Te voy a amar», también le juega en contra que se haya retrasado tanto la salida del disco, ya que el tema en cuestión también viene sonando desde 2.011. Haberlo reemplazado por otro hubiera sido lo más apropiado. Puntaje: 8.

09. No hay mal que por bien no venga – Vente a bailar – Dime si te vas con él:
En el comienzo del primer tema está algo del Tru-la que disfrutamos hace algunos años atrás, con los vientos bien arriba, una percusión «movediza», y aunque el tema no sea de los más finos, tiene un ritmo muy contagioso, bien adornado con coros, cantitos, etc. Creo que por esa línea deben ir para el Neno. El enganche con «Vente a bailar» también es acertado, ya que hace que no se pierda esa energía, pero… ¿Dime si te vas con él? Más innecesario que ese tema… ¿No había otro? En fin… Puntaje: 7.

10. Mi soledad y yo – Volver a amar:
Es mejor empezar con el punto negativo: que son dos covers muy conocidos, para después poder olvidarse al escucharlo cantar a un David Ortiz más apasionado y entregado que nunca. Si por un momento se olvidaron de un Ale Sanz o un Cristian Castro con estas interpretaciones del Rey, entonces el objetivo está cumplido. Después podemos hablar de los arreglos, muy sobrios, de los coros, excelentes, de su ritmo, y hasta si daba o no grabar estos temas. Pero con los hechos ya consumados, debo decir que sí, que esto sí me convenció, y lo que es mejor, me emocionó. Sólo eso perjudica mi intento de objetividad, perdón. Puntaje: 9.

11. Tonta – Historia de dos – Arriba Trulalero – ¿Cómo le digo?:
De este medley (el más extenso del disco), rescato sólo la primera mitad, ya que se adaptaron muy bien dos temas del recuerdo cuartetero, casi en forma de tributo, tanto por la voz de Neno, como por la banda. Un honor que Tru-la-lá esté a la altura para realizar, con respeto y de la mejor manera temas que popularizaron grandes como Pelusa y Chébere. ¿Qué pasó con la segunda mitad, entonces? Por empezar, el cantito de enganche, en este caso, pierde fuerza al ser grabado en estudio, y con respecto al último tema… Con todo el respeto para la memoria de un grande como el Potro, pero, ¿daba para grabar un tema tan sinónimo de Rodrigo? La verdad que no, podrán hacerse mil versiones y ese tema seguirá siendo de Rodrigo. Sólo vale como tributo, nada más. Puntaje: 7.

12. Velocidad, ayúdame – Nuestro secreto – De corazón – Oye:
Un enganchado algo disparejo. Comienza con una excelente reversión de un clásico, como «Velocidad», quien hiciera éxito Chébere en los ’80, con el gran Fernando Bladys, para luego seguir con otro excelente tema como «Nuestro secreto» (este tipo de temas merecen ser grabados enteros), pero luego busca levantar de golpe el ritmo, con «Oye», el cual quedó algo descolocado. Otro punto en contra es el sonido casi imperceptible del «ambiente», lo cual obligó a reforzar los coros en «De corazón». Una pena. Puntaje: 8.

13. Es hora de decir adiós – No lo ocultes más:
Aunque no parezca, justo en el último medley se pueden tomar algunas muestras para el futuro. Dos cumbias algo diferentes (una romántica y la otra movida), pero que tienen en común el haber sido adaptadas de gran manera, como dice el Neno, «bien Tru-la, bien Tru-la». Y a tener en cuenta que «No lo ocultes más» es de autoría Trulalera, así que muchachos, a ponerse las pilas de una vez, que cuando quieren, salen cosas muy buenas como éstas. Puntaje: 8.

* Para un plano general, la principal falencia de esta producción es sin duda su repertorio. Banda hay, voces ni hablar, falta más dedicación en la producción y elección de temas. Lo dijo el mismo Neno en la presentación del disco, y especialmente al momento de presentar las últimas dos cumbias, «por fin nos sentamos a escribir». Y se hace mucho más énfasis en este defecto, ya que, como sabemos, este disco se demoró prácticamente 9 meses en lanzarse. Si en «Brillante» ya se notaba un exceso de covers conocidos y algunos recuerdos, en «Simplemente» el panorama se agravó. Ojalá se produzca un cambio rotundo en cuanto a eso. En cuanto al sonido impecable, disco tras disco Tru-la le ofrece una excelente calidad en la grabación de discos, muy nítida, sobre todo en donde mejor se puede apreciar, que es en los temas grabados en estudio. Esta vez, y como hacía mucho no pasaba, la parte en vivo quedó muy deslucida, especialmente por ser su sonido ambiente imperceptible. Aunque aquí no hay que echarle la culpa a Pira, esta vez en la grabación la gente no se hizo sentir como otras veces, y bueno… Ya está.
Otro punto a tener en cuenta para el futuro. En el análisis pasado lo mencioné sólo para que lo dejen a su libre criterio, ahora directamente lo pregunto para obtener una respuesta concreta: ¿Se debe seguir grabando con este formato, en vivo y enganchados? Me parece que es el momento de dar una vuelta de tuerca importante en cuanto al armado de los discos, para no correr el riesgo de caer en la monotonía. Y ese es un mal en el que Tru-la-lá no debe caer nunca.
Puntaje general: 7.

* Y finalmente Javi Cejas nos habla sobre la gráfica que acompaña a este trabajo.

Bueno.. Una vez más tengo el honor de poder compartir con ustedes gracias a mis amigos Tucu, Gastón y los Hermanos Guevara de TDA, mi análisis del arte de un nuevo disco de la pasión que nos une, SIMPLEMENTE…

Bueno, para empezar puedo decir que en esta oportunidad el arte del disco no paso desapercibido, no fue un arte más, no fue minimalista; esta vez se le dió la importancia que muchas veces pedíamos y salió algo realmente muy bueno que nos dejó a todos conformes y sosprendidos.

No es necesario hacer mucho énfasis en el análisis porque la composición esta realizada con fotografías, muy buenas por cierto, lo que sí hay que destacar es que se volvió a incluir a toda la banda en la portada, como pasara por última vez en el 2004 en «Maestro»; esto me pareció muy oportuno ya que Trulalá son todos ellos y esa era la mejor manera de mostrar «Simplemente TRULALÁ».

Algunas curiosidades que podemos comentar es que por primera vez se uso la tipografía con efecto tridimensional del logo nuevo en la portada, que anteriormente se había usado en «De Película» pero sin ese efecto que mencionamos, pero en las composiciones de las fotos se uso el logo anterior, esto parece indicar que no se va a abandonar y tenemos que acostumbrarnos a una convivencia entre ambos.

Para ir cerrando puedo decir que en esta oportunidad el análisis del arte no pudo ser muy extenso, ni con explicaciones de denotaciones y connotaciones ya que se resolvió integramente con fotografías, pero me pone muy contento personalmente que se le haya dado la importancia que se le dió al arte, me sorprendió mucho, esperemos que en discos futuros nos sigan sorprendiendo de esta manera y sigamos disfrutando de materiales con esta calidad.

Mi puntaje personal es un 9
Y ya que el análisis no pudo ser muy extenso les dejo algunos regalos..

(Del siguiente enlace podrán descargar las imágenes que hizo Javi a partir de las fotos internas del disco y que tienen las dimensiones para decorar la portada de sus facebook. Para descargar: http://www.mediafire.com/?485o1jfp3mjlqxp)

* Bueno, ahora me toca a mi.

Principalmente me gustó el sonido de la banda tanto en los temas en estudio como los grabados en vivo. Muy buenos arreglos. Y lo más destacable de todo, y esto es algo que se viene repitiendo desde hace varios discos, son las voces. A saber… la calidad vocal de los tres, la potencia, la claridad y la ductilidad, impactan. Cada uno en su estilo, bien marcados. Ojo, al decir estilos, hablo de las voces, no de otra cosa.

Los temas en estudio han salido claros y prolijos. Con buenos arreglos y lindas melódias. Los temas en vivo, suenan bastante bien, aunque como bien dijo Gas, no se llega a percibir el «sonido ambiente». De todas maneras, y esto es una apreciación muy particular mía… no me molesta, es más, me da la posibilidad de escuchar con mayor claridad a la banda. Quiero destacar el sonido de la guitarra de Juancito Quevedo, que se nota en varias canciones y esto es algo que siempre «exijo», pues me «mal acostumbré» a gozar de las guitarras trulaleras en otras épocas y no quisiera que eso se pierda, así que aquí tengo un puntito a favor. El resto de la banda, muy prolija y como dije suena muy clara, nítida. Es enorme la alegría que siento al estar seguro de que el acordeón regresó hace tiempo y es para quedarse. Y todo gracias a la excelencia del maestro Ivan Scavuzzo.
Sin temor a redundar, quiero volver a decir… lo hermoso que es tener estos tres cantantes que hoy y desde hace un par de años tenemos en Trula. Sin que podamos decir, este es el mejor… ya que los tres son geniales. Pero quiero destacar que la interpretación de César de temas «nuevos» grabados en estudio es perfecta. No debería salir de ahí… es dónde mejor podemos apreciar su voz.
Ya hemos hablado largo y tendido de los que fue el evento que se registró en esta placa (sobre todo en el DVD) así que no lo vamos a analizar en profundidad, pero no quisiera dejar de repetir lo positivo de haberse jugado por celebrar el aniversario en el Complejo Forja, más allá de todas las eventualidad que puedan haber surgido. Ojalá se siga con ese nivel de compromiso y riesgo. Tarde o temprano se cosecharan los frutos.

Pero… sí, hay peros… y son muy importantes. Principalmente dos cosas, la primera es la estructura del disco, la forma en que ha sido grabado… enganchados y en vivo. Aunque hay unas cuantas en estudio, no dejan de ser enganchados. Y la maldita distribución de tracks y el reparto de estilos (musicales). Y la segunda cosa es el repertorio… simplemente así… el repertorio.

Lo bueno del disco ya lo dije y no voy a entrar en detalles, no quiero redundar ni parecer pesado. Así que vamos a analizar los «peros» que les comenté. Y en este análisis, que obviamente es sobre Trulala y su nuevo disco, voy a tratar de abarcar a todo el género cuartetero. Porque considero que nos encontramos en una gravísima crisis de creatividad y de identidad. Que se viene acarreando hace años y que cada vez que sale un disco de cualquier banda, veo morir la esperanza de un cambio.

Desde su nacimiento, el Cuarteto se dedicó a ejecutar las canciones mas reconocidas de la música mundial, por el simple hecho de que los Cuartetos eran los encargados de hacer bailar a los asistentes y era una manera de suplir lo que hoy vendría a hacer un DJ.
Con el tiempo fueron apareciendo compositores y arregladores que comenzaron a matizar esas «reinterpretaciones» con temas de autoría propia.
El momento más sublime del Cuarteto, en todo sentido, sobre todo en el creativo fue en la década de los 80s, época en la que surgieron muchos estilos, se adaptaban canciones de cualquier género, imprimiendoles identidad y trabajandolos con muchisima responsabilidad.
Sí, es cierto, se hacían covers de toda clase, se cantaban temas sacados de novelas de TV y cualquier otro tipo de canciones «de moda». Pero había otra onda… cada banda se dedicaba a hacer sus cosas y a innovar disco a disco.
Todo duró medianamente parecido hasta finales de los 90s, después de ahí la cosa desbarrancó. No solo se seguían interpretando temas de moda sino que una canción era interpretada por dos, tres o mas bandas a la vez. A eso se agregaron después los «retros» cuarteteros, llegando hoy a tener discos dónde los compositores cuarteteros lo unico que hacen son los llamados «cantitos» o enlaces entre tema y tema, o introducciones y otros «decorados» musicales.

En el caso particular de Trulala, ahora llegó este disco «Simplemente», que como dije, musical y vocalmente hablando es excelente. Pero que otra vez deja un sabor a poco. Específicamente no me gusta que se hayan grabado temas del pasado de la banda. No me gusta que se hayan grabado temas como los de Chebere y Rodrigo… demasiado identificados con esos artístas. No voy a negar que me enloquece escuchar las voces de estos tres gigantescos artistas que son César, Neno y David, es más, hay canciones que me gusta mas como la cantan ellos que sus intérpretes originales. Pero repito, siento que no se aportó nada a la historia de la banda.

Es difícil entender este sentimiento encontrado, esta contradicción de tener un trabajo del que me encanta su música, sus voces y me enorgullece su repercusión, pero a la vez creer, como dije antes, no suma absolutamente nada al renombre de la banda. Quizás sume al presente, pero no veo que queden demasiadas cosas para el futuro. Y si algo queda seran sin lugar a dudas la calidad y la entrega de sus cantantes.

Tengo que destacar, entre tanta crítica, el hecho del desembarco de la familia Brizuela en la banda, principalmente de Maxi, quien aparte de sumarse como músico a las filas, trajo a la banda toda su creatividad (ADN Brizuela) y gracias a él tenemos un tema que es la mejor creación propia de Trula desde el disco «Para toda la vida». Espero que en lo que se viene de aquí en más, Maxi, su padre y todos los creativos de la banda (que tenemos y muchos y muy buenos) tenga el espacio que se merecen y que la historia de la banda necesita.

Otra cosa que me preocupa y mucho es la falta de variedad y de estilos para cada voz. Más allá de la aparente injusticia en la cantidad de tracks repartidos a cada cantante, lo que realmente me preocupa son, repito, los estilos.
Mas adelante, voy a armar mi estructura de disco ideal (según mi modesto entender) pero antes voy a explicar algo que también me molesta que no se sepa diferenciar.

Los discos no tienen absolutamente nada, pero nada que ver con lo que acontece en los bailes. Se puede, cada tanto, grabar un disco integramente en vivo reflejando el baile y que quedaria como una «joya» en las colecciones de los trulaleros. Pero el disco propiamente dicho debe traer todo «nuevo» (sean covers o propios) deben si o si traer aire fresco a la historia y el repertorio de la banda. Y luego con el tiempo esos temas nuevos se deben reflejar en el baile. En el baile que se cante lo que se les de la gana… todo vale para hacer divertir a la gente. Pero el disco debe ser el puntapié inicial de una nueva etapa. Etapas que en el caso de Trula y de otras bandas, se renuevan cada 6 meses. Y otra cosa, ¡en estudio por favor!… estoy realmente cansado de los temas en vivo. Los temas en estudio estan mas trabajados, las voces son mas claras, nítidas. Tal el caso de César que todos sus temas en estudio, desde que está en la banda son perfectos. Y si se fijan, casi todos fueron «los temas principales de cada cd».
Si quiero sentir el fervor de la gente, si quiero vibrar con la pasión de los fans… me voy a Córdoba y me zambullo en un baile.

Yo siempre pongo de ejemplo el disco «Marca registrada» de Trulala. Aquel LP tenia solo 10 temas… 5 de Gary y 5 de la Pepa. Y a pesar de tener tan pocos tracks, abarcaba todos los estilos y estaba integramente grabado en estudios. Tenia bailables, cumbia, canciones, modernos y un lentazo. Casi todos los temas son himnos del cuarteto como «Yoli la matadora» «Nos quemamos» «Imaginate tu y yo»… Diez temas!!! Y hoy que pueden meterle veinte a un CD nadie se anima a variar un poco… Ojo… ninguna banda.

Así que, teniendo en cuenta todo lo dicho antes… me imagino un disco con 15 o 18 temas (5 o 6 para cada cantante).
Neno podría hacer una cumbia al estilo de «No te ocultes mas», dos o tres temas de pura «joda» y dos o tres grandes canciones al estilo de «Vuela conmigo».
César no puede… DEBE, grabar un lento (minimamente), dos modernos inéditos y con mucha guitarra y batería al estilo de los grandes temas que hizo Sandro Gomez en Trula y dos o tres canciones como «Lo intentamos» o «Aléjate de mi» o al estilo de las canciones que hacia el Ale Ceberio (Como tu, Jeans Azul, etc)
Y David?… lo que quiera. Tal y como lo hacia Toledo, quien en su momento lo que grababa era un golazo. Y en David tenemos la ventaja de que estamos ante una de las mejores voces de la historia de Trula y del Cuarteto en general. Así que si graba buenas canciones, movidas y con letras jugadas o temas al estilo de «La Loba», etc. estará bien… perdón… estará excelente.

Fijense que no digo nada de los covers. Trulala, dirigido por Manolo, grabó temas de novelas (Una lagrima sobre el telefono), temas archigastados (La flauta de Bartolo, Lamento boliviano) temas bailanteros y feos (El hijo de Cuca y Que tendrá el petizo) y la lista es interminable. La cuestión era que había variedad y diferencia de estilos.
Lo que si me voy quejar es de los recuerdos Trulaleros y sobre todo, los recuerdos de otros cuarteteros. Creo que de una vez por todas el pasado se debe dejar atras y en la memoria. Y pensar en el mañana… pensar en perpetuar el nombre de Trulala en las futuras generaciones de cuarteteros.

A pesar de todo lo que antes dije, tengo la sensación de estar frente a una de las mejores formaciones de la banda. Músicos con, algunos experiencia, otros juventud. Voces sublimes, cada uno de los cantantes entre los mejores exponentes de nuestra música. Mucha calidad en cuanto a los compositores, la cual esta siendo ignorada y desaprovechada. Y medianamente se mantiene la formación hace ya un par de años y eso es muy bueno.
Con esta base, bien solida y constante, el futuro es más que promisorio. Faltan ajustar miles de detalles, de los cuales como ya les conté el mas importante es el repertorio, pero no hay de que preocuparse… pues como dicen hay Trula para rato.
Este momento de Trulala, por cierto exitoso, es un excelente cimiento para construir una nueva historia. Hay que aprovechar el envión que viene trayendo la banda y comenzar a escribir nuevas páginas gloriosas en la biografía de nuestra amada banda.

En definitiva, y haciendo un promedio entre todos los items que hacen a un disco (repertorio, música, voces, arte gráfica, estructura, etc) llego a coincidir plenamente con Gaston y darle un 7. Pero queda sujeto a lo que se haga de aquí en más. El próximo CD quiero que sea para un 10, sin importarme si es un exito de ventas o tiene la gran repercusión… quiero un disco que quede en la memoria durante años, décadas… que cuando escuchemos una canción digamos… «Ese tema es de Trulala». Y que Trula vuelva a marcar el norte del Cuarteto, como lo hizo siempre.

Antes de despedirnos quiero decir un par de palabras sobre el DVD. Me encanta como está armado, tanto lo que tiene que ver con el show de Forja, como los extras que trae el mismo. Y de uno de los extras es que quiero hablar. Se trata del «Backstage de Tucumán». Es un trabajo que hice con todo este corazón bien trulalero y con el orgullo de recibir nuevamente a mi banda en mi tierra. Quiero destacar el apoyo y colaboración, impagables, de Paola Manzi… mi esposa, quien soportó las casi 15 horas que pasamos en el sur Tucumano y los 45 grados de temperatura. Ya les conté los detalles de aquel hermoso día bien trulalero que vivimos y que gracias a Dios quedó registrado para la eternidad en este DVD que hoy tienen en sus manos.

(Para repasar aquella jornada tucumana y trulalera pasen por http://www.trulalerosdealma.com.ar/aquel-rincon-trulalero/y-una-vez-mas-trulala-en-tucuman/ y dejen comentarios).

Gracias a todos los que hicieron posible que yo pudiera realizar este trabajo que me llena de orgullo y felicidad, gracias a toda la banda por la buena onda y mis «Tucus» gracias por demostrar tanta pasión y que en Tucumán tambien «Trula late».

Repito… todo lo que leyeron aquí son opiniones y apreciaciones mias y de Gastón Oviedo y Javier Cejas. Ningún integrante de Trulala (banda, staff, familia Cánovas, etc) ha tenido nada que ver con esto y ninguno de los dueños y administradores de esta página han tenido que ver con esas opiniones. Y todo esto lo digo para destacar, justamente la libertad que me dieron para decir todo y cuanto siento. Gracias eternamente a los hermanos Guevara y a Trulala.

Bueno, me nos vamos despidiendo, dándole gracias a quienes manejan la banda, por mantener en pie la leyenda y por defender el nombre de Manolo y el de Trulala… No miren a las bandas que momentaneamente estan en la cresta de ola, no miren hacia el pasado para intentar repetirlo, si para aprender… pero no para imitar… escriban sus propias páginas en la historia… Confien en ustedes mismos, sientanse grandes… enormes, Sientanse… simplemente Trulala.

Na’ más!

VN:F [1.9.22_1171]
Tu voto
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Simplemente Trulala... Un disco mas., 5.0 out of 5 based on 1 rating

Comentarios

  1. Me canse! Jaja No..MENTIRA! son muy grosos, lo saben, sabía que no era perder el tiempo si me sentaba a leer esto, algo me lo decía. Comparto muchas opiniones. Son los mejores, al igual que TRULA-LA!

  2. excelente analisis chicos, se hizo esperar (como el disco jaja) pero me gusto y coincido en muchas cosas respecto a lo que se espera para el proximo cd y como debe venir armado… «simplemente» me gusto pero a trula no le queda bien un cd así, no para la historia de la banda, asi que ruego por un album diferente la proxima un poco mas original por favor. Aguante TrulA!! Saludos.

  3. creo que hay que ser imparciales ..y dejar el lado «davisero» que tienen al momento de dar una critica,como si fuera todo perfecto,cosa que no es..y no tirar abajo lo de neno y cesar.. simplemente una opinion..coincido el disco es 7 puntos..
    PD: 02. Ojalá no te hubiera conocido nunca – Fuego en el fuego:Puntaje: 8.50.? y otros temas 6? muchachos muchachos

  4. Gran comentario acerca del cd… Coincido en un buen cd pero no acorde a la historia de Trulala…

    Dos grandes deudas, el componer y el grabar 100% en estudio…

    Sin palabras tucu… UN GROSO

  5. trula ustedes son lo mas… marcan un estilo que ha transcurrido generaciones y recuerdos que despiertan dentro de nuestro ser aquellos momentos que solo podemos decir que fueron unicos en nuestra vida… ganadores de los mas grandes aplausos y llantos de emocion de un fanatico… dueños de voces innimitables y personas con un don maravilloso que es el de ser musico y de los mejores…. de ese estilo incomparable… yo me saco el sombrero ante tan grandes artistas capos totales…. solo lamento que tengan que lidiar con el niño mimado con plata… estoy hablando del salame de mauricio canova que es un payaso repugnante y soberbio que se las creee a todas y jamas va a poder igualar una tercera parte de lo que fue su padre…. mauricio dedicate a representar y no a hacer creeer a la gente que sos un musico…. timbaleta loca!!!! salameeeee…. el rest capos totalessss…. un abraso y aguante trulala…. jose

Inicio/Historia/Discos/La Banda/Foro/Contacto
Copyright © 2008 - 2019 - Trulaleros de Alma - Sitio Oficial de Tru-la-lá